14 diciembre, 2020

Los mejores revestimientos para paredes de cocina sin obra

Tiempo de lectura: 3 minutos

Te contamos cómo elegir entre los tipos de revestimientos para paredes de cocina que mejor se ajuste a tus necesidades, gustos y presupuesto.

 

Si queremos hacer cambios en la cocina y darle un nuevo aspecto, uno de los detalles en los que podemos centrarnos son las paredes. Incluso puede ser el único cambio que hagamos para conseguir una cocina casi nueva, ya que solo con un nuevo revestimiento, parecerá otro lugar. 

 

Existen revestimientos para paredes de cocina que no necesitan hacer obras, así que no debes preocuparte si es un tema que te agobia. Nuestra idea es darte ideas que faciliten los cambios.

 

Primero, ¿Qué debemos tener en cuenta?

  • Resistencia: Las paredes se van a manchar, van a estar sometidas al calor y a la humedad, sobre todo el frente de los fogones. Por eso es importante que escojamos un revestimiento resistente. 
  • Limpieza: Ese mismo frente es el que más se va a manchar pero el resto de paredes irán ensuciándose poco a poco. Si es fácil limpiarlas, mejor. 
  • Superficie a cubrir: Detalle muy importante porque cuanto más haya que cubrir, más caro será.
  • Material: No todos tienen las mismas cualidades. Cada uno tiene sus particularidades y hay que conocerlas para saber qué queremos en nuestra cocina. 
  • Estilo: En este caso es un aspecto muy importante porque las paredes deben ir acorde al estilo de la cocina y debemos vigilar cómo será el suelo, las encimeras y el mobiliario. 
  • Color: Las paredes son un punto fundamental cuando tenemos una cocina pequeña, ya que podemos lograr que sea más grande visualmente si optamos por revestimientos de color claro. 
 

Cocinas con papel pintado

 

A muchos les sorprenderá encontrar papel pintado en las cocinas porque tenemos el concepto de que se trata de algo frágil, que se ensucia y se desgasta. Sin embargo, hablamos de papeles que han sido tratados especialmente pensando en su uso en las paredes de las cocinas. 

 

Hablamos concretamente del papel pintado vinílico que se limpia muy bien tan solo con agua y resiste manchas, salpicaduras y líquidos

 

En el mercado encontraremos todo tipo de dibujos y decoraciones, incluso papeles que simulan azulejos y otros materiales. También opciones lisas, por supuesto.  

 

Revestimientos autoadhesivos para la cocina

 

Una de las soluciones más sencillas y llamativas, con la que se puede conseguir un resultado estupendo sin necesidad de hacer obras. Se trata de una plancha de PVC o de vinilo con un autoadhesivo en una de sus caras que solo hay que colocar sobre una superficie limpia y lisa. 

 

Los estilos y la decoración son casi infinitos, ya que hay opciones lisas, con dibujos, con acabados diferentes y otros que imitan superficies de madera, metal, piedra, etc.

 

Se trata de un material que no permite la formación de moho ni la acumulación de gérmenes, que se limpia tan solo con un paño húmedo y que soporta el calor y la humedad. 

 

Los vinilos autoadhesivos que imitan cerámicos, son la última tendencia

Pinturas para la cocina

 

Las pinturas que hay que usar en la cocina son las plásticas o bien acrílicas porque se pueden lavar y son resistentes. Incluso existen pinturas antimoho que gracias a su composición dificultan su aparición. 

 

Incluso es una opción usarlas para pintar los azulejos o el ladrillo y así renovar el aspecto de la cocina sin obras. 

 

Los colores tampoco serán un problema, ya que existen todos los que podamos imaginar para así tener la cocina de nuestros sueños. 

 

También podemos encontrar en el mercado pintura de pizarra para tener un rincón de la cocina donde escribir, dejar recados, la lista de la compra o sencillamente que los pequeños jueguen mientras nosotros cocinamos. Sin duda, una forma original y útil de decorar la cocina y hacerla diferente. 

 

Microcemento para las paredes de la cocina

Si bien puede sonar muy aparatoso cubrir las paredes de la cocina con microcemento, lo cierto es que se trata de un material que se puede aplicar sobre revestimientos ya existentes, por lo que no hace falta retirarlos. Nos ahorra así la obra. 

 

Se trata de uno de los materiales de moda que ya se emplea tanto en encimeras como en suelos y paredes precisamente por lo cómodo que es instalarlo como por  sus cualidades: es impermeable, se limpia con mucha facilidad y soporta el calor siempre que no sea directo contra esta superficie. 

 

Podés ponerlo de cualquier color y las juntas no serán un problema ya que queda una superficie lisa

Copyright 2021 | Liderprop.com