8 abril, 2020

Estilo industrial: tips para acertar.

Tiempo de lectura: 3 minutos

A continuación te damos las mejores ideas para ofrecerle un estilo industrial a tu hogar.

 

El estilo industrial, también conocido como estilo urbano, es un estilo decorativo que tiene su origen en la arquitectura típica de la industria, una arquitectura sin pretensiones y un atractivo visual que tiene que ver con la demostración natural de su estructura y sus materiales.

 

Este estilo tiene historia y en ella están involucrados los artistas jóvenes neoyorquinos, quiénes en la década de los 50  escogieron para vivir amplias y espaciosas fábricas llenas de vigas, ladrillos y hormigón. Más de medio siglo después el estilo industrial sigue estando de moda, siendo uno de los estilos eclécticos que más triunfan los últimos años en las revistas de decoración.

 

El estilo industrial puede tener ciertos tics retro y vintage, ya que usa elementos antiguos, como muebles oxidados o desgastados por el paso del tiempo.

 

Te contamos los tips para conseguirlo:

Espacios abiertos y diáfanos: Una de las características del estilo industrial es el uso del espacio con zonas diáfanas, amplias y abiertas. Es típico encontrar este tipo de decoración urbana en lofts de estilo industrial, donde muebles y objetos tienen su propio espacio.

 

Mostrar vigas y cañerías: Conseguir un estilo industrial en casa es posible, pero para ello, tendremos que desnudar su estructura, y no sólo hablamos de la estructura de nuestro hogar, también tendremos que elegir muebles que sigan este principio: muebles de hierro forjado con un poco de óxido, maderas naturales sin tratar, chapa, etc.

 

Hierro y acero, indispensables:

 

El metal y el acero son básicos en el estilo industrial. Este material puede usarse en techos, paredes, muebles, sillas, lámparas, accesorios y todo tipo de elementos ornamentales.

 

Existen una gran cantidad de muebles que tienen la estructura de metal, siguiendo los principios del estilo industrial: la naturalidad de los propios elementos.

 

No obstante, el metal es muy frío, por lo que se suele combinar con la madera de aspecto natural y cálido.

 

Techos altos, vigas a la vista:

 

Los techos altos también son característicos del estilo industrial, ya que muestra toda su estructura, como por ejemplo las vigas de madera o metal del techo.

 

Las naves industriales tienen techos inmensos, que se alzan hacia arriba para poder dar cabida a máquinas de grandes dimensiones.

 

No obstante, hoy en día no todas las viviendas gozan de este tipo de techo, es más, sólo las casas antiguas lo hacen, sin embargo, no por ello se debe abandonar las pretensiones de decorar con estilo industrial, la idea es adaptar nuestro espacio a las reglas del estilo.

 

Paredes de ladrillo vista:

 

Otra forma de conseguir un estilo industrial en tu hogar, es usando el ladrillo vista. Podés usarlo en su color natural o pintarlo de blanco.

 

Conseguir este estilo no es muy complicado y no necesitas ladrillos de verdad. Hoy en día en muchas casas de decoración venden papel decorativo que imita muy bien la textura del ladrillo, ayudándote a conseguir un aspecto 100% real.

 

Paleta de colores:  

 

La paleta de colores del estilo industrial es: blanco, negro, gris, marrón, beige y azul.

La paleta corresponde a los colores de los materiales utilizados en este estilo decorativo, por ello los tonos oscuros y tierras son bienvenidos en este tipo de decoración.

 

Decoración minimalista:

 

Para una decoración industrial, es importante no abusar de elementos decorativos ya que de lo contrario romperíamos con una de las máximas del estilo industrial: el buen uso del espacio.

 

La idea es escoger muy bien los accesorios y objetos que usemos para decorar nuestro hogar: lámparas de techo retro, botellas de vidrio, maletas antiguas, libros antiguos, lámparas de pie, etc.

 

Como siempre, es importante saber combinar todos los elementos para conseguir un ambiente armónico y coherente con lo que queremos transmitir.

 

Copyright 2020 | Liderprop.com